IMG_5305

Los británicos ofrecieron un homenaje a la música, en todas sus variedades, durante su concierto en el Northside. De 10.

Debo confesar que, hasta hace dos días, creía que Rudimental eran cuatro DJ’s que hacían Drum&Bass comercial y ligerito. Cuando fui a verles el domingo en el Northside, esperaba encontrarme cuatro mesas y una audiencia preparada para dar botes, pero el escenario fue totalmente distinto.

No había ni mesas de mezclas, ni ordenadores, ni cañones de humo. Tres coristas, un guitarra, dos teclistas, un batería, un trompetista, un saxofonista y un DJ-animador (Locksmith, todo un figura) forman el elenco de Rudimental en sus actuaciones en directo.

Ya desde el principio me di cuenta que me esperaba algo totalmente distinto a lo que tenía pensado. Mediante un solo brutal más cercano a los de las bandas de Soul o Funky se presentaron los británicos ante una audiencia asombrada, a la que le pilló tan de sopetón como a mí esa inesperada pero maravillosa puesta en escena.

Y es que sea cual sean tus preferencias musicales, muy probablemente acabes disfrutando de un concierto de Rudimental. Intercalan constantemente sonidos Rock, Funky, Blues, Soul, Ska, Reggae o Pop con Dubstep, Drum&Bass o Jungle. A otros les quedaría un popurrí cutre, pero estos han sabido influenciarse en su justa medida de cada estilo y crear un set que es, por muy exagerado que suene, un culto a la música.

Después del solo Funky de instrumentos de viento llegó el turno de sonidos Reggae, como el de la estupenda canción Solo, para progresivamente ir incluyendo los ritmos más acelerados del Jungle o Drum&Bass.

IMG_5411

Una de las clave en el éxito de Rudimental está en el nivel de las colaboraciones vocales. “Not Giving In” no sería lo mismo sin la voz de John Newman, y lo mismo pasa con “Free” y la inconmensurable voz de Emeli Sandé. Pero no se echó de menos a ninguna de esas voces, gracias al sorprendente e increíble trabajo de los tres coristas, dos mujeres y un hombre, todos con voces Soul espectaculares.

Todo ello, además, amenizado por las locuras de DJ Locksmith, un tío tan ocurrente como alocado. No paraba. Animando a la gente a que cogieran a caballito al prójimo para luego pedir un aplauso a los de seguridad, tirándose a lo bestia al público…y luego echándose unas risas con los periodistas en el backstage. Cogió la cámara a una compañera y empezó a echar fotos a todo el que pasaba por ahí.

Rudimental ha sido Nº1 en UK gracias a los singles “Feel The Love”, “Not Giving In” y el archiconocido “Waiting All Night”, pero parece que el éxito no se les ha subido a la cabeza. Vieron desde la audiencia el show de Arcade Fire, que salieron en el mismo escenario poco después, y estuvieron hablando de una forma muy distendida con todos y cada uno de los fans que se acercaron a felicitarles por su trabajo.

Si vives en Málaga o alrededores, estás de suerte: Rudimental actuará el 26 de julio en Estepona, siendo los cabezas de cartel del festival Soulfrito. No soy nadie para decirte qué tienes que hacer, pero si no sabes aún a qué concierto ir este verano, ve a Rudimental. Seas quien seas y te guste la música que te guste. Te garantizo que lo pasarás bien. Y si no, te devolvemos el dinero.

Fotografía: Javier Ojeda

 

IMG_5423

 

 

IMG_5450

 

 

 

IMG_5395

 

 

 

IMG_5414

 

 

 

IMG_5303

 

 

 

IMG_5490

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies