Hoy ha salido a la luz “Cherry Bomb”, el segundo álbum de estudio del rapero Tyler, The Creator, y es -como dice su título- una bomba.

La afición de Tyler al sonido de N.E.R.D se ha plasmado en este trabajo, cuyas melodías recuerdan más de una vez a las que en su día hicieron Pharrell y Chad Hugo.

Sin embargo, en este disco también hay lugar para los sonidos a los que nos tenía acostumbrados el líder del colectivo Odd Future. Valga como ejemplo este single, “Smuckers”, que cuenta con dos colaboraciones de lujo: Kanye West y Lil’ Wayne.

En este tema, las voces de todos los raperos aparecen distorsionadas, con el sonido de los agudos muy potenciados. Pero no está mal.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies