Como si de un sueño de nuestra infancia se tratase, uno de nuestros mayores ídolos de los videojuegos y del mundo del skate, el mismísimo Tony Hawk, nos hizo disfrutar de una gran exhibición junto al equipo Birdhouse en el skatepark Rubén Alcántara de Málaga.

A las 18:00 horas la leyenda del skateboard llegaba conduciendo su propio vehículo al Parque del Norte, donde le esperaban cientos de seguidores y algunos medios de comunicación, a los que atendió en una rueda de prensa en la que apareció con un monopatín entre sus brazos. Justificó la elección de Málaga como única parada española en su gira mundial con estas palabras:

Vengo a Málaga a incentivar a los niños. Estuvimos buscando sitios en el sur de España y, como había escuchado hablar de este skatepark, nos decantamos por esta opción. Me gusta llevar al equipo a sitios nuevos y que sean buenos destinos turísticos.

Tras atender a los medios, el protagonista de una de las sagas más famosas de videojuegos comenzó una exhibición en la que se presentó vistiendo la camiseta del Málaga C.F. (con dorsal personalizado), junto a otros miembros del equipo como Ben Raybourn, al que el propio Tony Hawk nombró como uno de sus mejores competidores, tras dejar claro que él no se considera el mejor del mundo. Así lo demostró el skater de Portland que fue el que más espectáculo brindó al público allí presente, llegando incluso a utilizar como apoyo un Mini aparcado dentro del propio skatepark.

hawk4

Momento con el Alcalde de Málaga

 

Antes de acabar la primera parte del espectáculo y tras conseguir finalmente un giro de 720 grados que intentó en varias ocasiones, saludó a pie de pista al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien fue abucheado por el público. La intervención de éste se limitó a saludar a la estrella y preocuparse por el estado de salud de uno de los espectadores allí presentes que recibió un golpe, sin mayor gravedad, de uno de los skates.

La segunda parte del espectáculo tuvo lugar en el vert, metiéndose de lleno en una de las especialidades en las que el propio Tony fue impulsor. Como todos los asistentes al espectáculo, pasó mucho calor, de ahí que la estrella estadounidense se tomara un descanso antes y se cambiara incluso de camiseta (patrocinios aparte). Pero finalmente, después de demostrar que a sus 47 años se encuentra en la flor de la vida y que el que tuvo retuvo, algunas molestias en el tobillo hicieron que el espectáculo llegara a su fin para él y abandonó las instalaciones en coche, dejando como protagonistas a sus compañeros.

Como pudimos ver en las redes sociales, llegaron el sábado a la capital de la Costa del Sol, visitando incluso la playa de La Misericordia y disfrutando de unas playas que, según palabras textuales del propio Tony Hawk, son un destino muy atractivo para las vacaciones, pero defendió que las playas de su California natal son mejores para surfear.

Finalmente, la estrella californiana adelantó que en unos días volverá a su ciudad para seguir trabajando y desarrollando las actualizaciones de sus videojuegos y defendió el skateboard como un ¨estilo de vida¨, relacionándolo con el arte, la música y la moda, más que como un deporte en sí mismo. Como no podía ser de otra manera, animó a todos sus seguidores a alcanzar sus objetivos, con determinación y disciplina, sin darse nunca por vencidos.

Vía: Diario Sur

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies