Son buenos tiempos para los amantes del Soul

Hay géneros con fecha de caducidad. Tristemente, llevamos décadas sin nadie prodigioso en el Jazz, la música clásica o el Punk Rock.

El Soul también ha estado estancado más tiempo del deseado. Quizás, por la propia transformación del concepto del género, que poco a poco fue perdiendo su esencia y en el que acabó etiquetándose la música de las Destiny Child.

Los sonidos clásicos, esos de The Temptations, Curtis Mayfield, Sam Cooke, Marvin Gaye u Otis Redding pasaron progresivamente a un segundo plano y finalmente al anonimato. Hace unos años, una tal Amy Winehouse lo consiguió rescatar y refrescar, pero el desenlace de la británica fue el que todos conocemos.

Pero cuando parecía que el Soul de verdad iba a morir, varios artistas lo han salvado.

Leon Bridges

vía leonbridges.com

La música de Leon Bridges es un pasaporte directo a los años 60. Su álbum debut, “Coming Home”, bien podría haber sido publicado en esa época por el sello Motown.

Nacido en 1989 en Texas, Bridges tuvo muy claro desde el principio la estética que quería conseguir: ropa vintage, melodías de guitarra acústica y coros Gospel. Su música suena igual que su apariencia.

Su rescate de los sonidos clásicos ha sido muy bien valorado por la crítica y el público. Solo 6 meses después del lanzamiento de su álbum, Bridges ya ha tocado en Saturday Night Live y en varios festivales como South By South West (SXSW).

Canciones como “Smooth Sailin'”, “Lisa Sawyer” -un tributo a su madre- o “Better Man” recuerdan a los mejores Sam Cooke u Otis Redding.

 

Nathaniel Rateliff & The Night Sweats

vía nathanielrateliff.com

El estilo de Nathaniel Rateliff está a medio camino entre el Soul y el Folk. Es, en resumidas cuentas, como mezclar a Al Green con Mumford & Sons. Nathaniel Rateliff lleva tocando décadas, pero no ha sido hasta este año cuando ha logrado el éxito gracias al álbum con The Night Sweats.

El disco, que guarda joyas como “Howling For Nothing”, “Thank You” o la conocida “S.O.B”, ha llevado a esta formación nueva pero veterana a tocar en el programa de Jimmy Fallon. De héroe local en su Denver natal al estrellato en solo un año.

Selah Sue

La cantante belga ha logrado con 26 años y de forma casi independiente un éxito mayúsculo en todo el mundo. De hecho, tras escuchar sus demos con solo 17 años Universal le ofreció un contrato, pero ella lo rechazó para tener más libertad en sus composiciones.

Hoy, su último álbum “Reason” es Número 1 en Bélgica. Influenciado por Erykah Badu, Lauryn Hill y Amy Winehouse, el disco intercala Soul clásico con melodías Pop acústicas.

 

Lianne La Havas

Otra artista que mezcla Soul y Folk es la británica Lianne La Havas. Tras tres años de ausencia, la cantante británica volvió este año con “Blood”, un trabajo muy influenciado por el viaje espiritual que hizo a Jamaica.

Hija de padre griego y madre jamaicana, Lianne creció escuchando mucha música de muchos tipos. Esto se refleja en su estilo, difícil de etiquetar y muy personal.

 

Ben L’Oncle Soul

vía parismatch.com

Lo mejor de la nueva ola del Soul es que no solo habla inglés. Ben L’Oncle Soul ha demostrado que el francés también puede ser un buen lenguaje para la música más profunda.

Su música, escrita a medias entre inglés y francés; y sus letras, cargadas de amor, consiguen llegarte al corazón.

El francés saltó a la fama por su popular versión de “Seven Nation Army” de The White Stripes, pero su repertorio va mucho más allá. “Petite Soeur”,”Walk The Line” o “So Hard To Find”, estas dos últimas pertenecientes a su último álbum “A Coup De Revès” (2014), son canciones únicas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies