La ausencia de grandes cabezas de cartel no impidió que la jornada del sábado en Primavera Sound fuera igual de notoria que sus dos predecesoras.

A media tarde la catalana Joana Serrat abarrotó las gradas del escenario Ray-Ban presentando su pop-folk a quienes disfrutaban cerveza en mano del sol barcelonés.

Fue el día del rap y del hip-hop. Buena cuenta de ello dieron Pusha T, Dâm-Funk y Action Bronson. No fuimos capaces de contabilizar la cantidad de veces que el rapero “barbarroja” de Queens levantó al público con su “Ey motherfuckers!”.

Se esperaba con curiosidad al conocido Beach Boy Brian Wilson, que salió al escenario para aguantar como un campeón la hora y cuarto de actuación. Ausente y sentado ante un piano puede dar gracias del respaldo de la banda que le ayudó a rememorar conocidos temas como Good Vibrations o Surfin’ in the USA para levantar al público.

Si algo no nos esperábamos era que los grandes triunfadores de la noche iban a ser Los Chichos. Increíble como estaba su escenario. No cabía ni un alfiler.

Ni ellos mismos se lo creían pero ya fuera por morbo o por ver si realmente no se trataba de una broma, el escenario Adidas se llenó de fans y curiosos. El público los despidió como si fueran los Rolling Stone y ellos se vinieron arriba prometiendo volver.

La apuesta segura de la noche era PJ Harvey y su espectáculo vistoso llenó de colorido el escenario principal. Sin embargo, mucho pensamos que el repertorio escogido por la británica rockera quizá fue demasiado intimista para el lugar y el horario.

En el lado opuesto le siguió Sigur Rós que era el otro plato fuerte de la jornada. Los islandeses venían a presentar su nueva gira a Barcelona y optaron por una estética colorista y psicodélica más visual que rockera. Acertaron con el setlist abriendo su actuación con “Ný batterí” que dejó al público en un silencio absoluto.

Desde luego, lo que más nos hicieron bailar fueron los alemanes Moderat. Su techno nos trasladó a los garitos más auténticos de Berlín y para muchos fue el colofón final a este festival.

Pero en el Primavera también hay lugar para grupos que prometen. Los chicos de The Saurs han conseguido situarse a la cabeza del rock ‘n’ roll de la ciudad y el festival se lo ha vuelto a premiar este año dándoles un hueco en su apretado calendario. Ya es su tercer año consecutivo en el festival.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies