Cómo hacer que tu festival proteja el medioambiente

Fotografía: Guillermo Romero (Darba Culture)

 

Piénsalo: los festivales son un hervidero de contaminación. Eventos tan multitudinarios generan una cantidad ingente de basura de todo tipo. Tienes además la polución de los miles de coches que la gente usa para desplazarse hasta el lugar, por no hablar de las toneladas de comida que se tiran a la basura.

Y no había caído en esto hasta el finde pasado, cuando asistí al Couleur Café, en Bruselas. El festival se construye sobre dos valores clave: música alternativa de calidad y medioambiente.

 

Desde que entras ves un dispositivo de contenedores de reciclaje que se extiende por todo el recinto. No en vano, el festival cuenta con 180 contenedores.

Nos cayó una buena el primer día pero luego amainó

Nos cayó una buena el primer día pero luego amainó

RECICLAJE

Los vasos, platos y cubiertos son además 100 % biodegradables, al estar hechos de productos orgánicos como el almidón de maíz o la caña de azúcar. En caso de que no acaben en la basura, podrán desintegrarse sin causar impacto ambiental.

Todo esto no sería posible sin la colaboración de los asistentes, a los que se les ofrece una recompensa suculenta por participar en labores de reciclaje: por cada 40 vasos recolectados, una cerveza gratis. Tampoco sin la de 300 voluntarios que trabajan 24/7 para que el recinto esté niquelado.

No todos los héroes llevan capa

No todos los héroes llevan capa

TRANSPORTES

El Couleur Café, a las afueras de Bruselas, también ha llevado a cabo una interesante colaboración con la empresa municipal de transportes, STIB, que daba billetes gratis por cada entrada al festival. Como resultado, 2 de cada 3 asistentes llegaron en transporte público, según datos del evento.

Además, 3.000 personas usaron la bicicleta y otras 3.000 prefirieron ir andando (unas 52.000 personas asistieron a la edición de etse año). De esta forma, Couleur Café evitó la polución y atascos de los coches privados. La contaminación generada por los vehículos suele ser la más nociva.

COMIDA SANA

Por si fuera poco, el evento hace una fuerte apuesta por la comida sana. Cada puesto de comida debe tener al menos dos platos vegetarianos y la comida basura está prohibida. En los más de 50 puestos de comida de todo el mundo (desde España a Tíbet pasando por Líbano, Congo o Jamaica) encontré platos típicos, baratos -no pueden venderlos a más de 9 euros- y saludables.

#PORN #FOOD

#FOOD #PORN

Hablando de la música, disfrutamos muchísimo con Chronixx nada más llegar al festival el primer día, especialmente cuando cantó el temazo de Major Lazer, Blaze Up The Fire. Durante dicho concierto comenzó a llover muy muy fuerte, aún así escampó algo después. Más tarde llegó Chic con su carismático Nile Rodgers, el cual nos dimos cuenta que nunca (y digo NUNCA) deja de sonreír. Hubo un momento enternecedor cuando contó la historia de su cáncer y el porqué de la composición del ya legendario tema Get Lucky.

Después ese mismo día y también al día siguiente, tuvimos las actuaciones de algunos de los raperos más conocidos a nivel mundial: Method Man (los fans de Wu Tang Clan sabréis de quién os hablo, lógicamente) & Redman el primer día, y el segundo De La Soul. Pusieron el broche del rap a un festival de lo más ecléctico musicalmente hablando. Pero realmente lo que nos llamó la atención del festival fue el tema del medioambiente, la apuesta por el reciclaje y por la ecología es bastante fuerte desde el festival belga.- Guillermo Romero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies