Descubriendo el minimalismo de las fotografías de Pablo Alzaga

Oímos hablar con mucha frecuencia de eso del minimalismo. Con el auge de las redes sociales que potencian la imagen, como Flickr, Pinterest o Instagram, esta corriente ha ganado cada vez más adeptos a veces sin saber bien qué es exactamente una fotografía minimalista. Nos gustan, pero no sabemos por qué.

Por definición, hablar de minimalismo es hacerlo de una tendencia artística que reduce al mínimo, a lo verdaderamente esencial, sus medios de expresión. En la fotografía contemporánea esto se ha traducido en instantáneas limpias, sencillas, cuya belleza está precisamente en su simpleza.

Hay muchos caminos para lograr el atractivo a partir de lo cotidiano. Pablo Alzaga, fotógrafo donostiarra de 23 años residente en Madrid, suele apoyarse en los blancos y negros -principalmente los blancos- para lograr esa sensación de limpieza y neutralidad.

darba_06

Pablo subraya que a la hora de tomar fotografías minimalistas el uso del espacio es primordial. “Baso todo mi trabajo en el uso del espacio, ya sea en foto de moda o en un ámbito más personal y arquitectónico”, afirma en una entrevista con esta web.

A la hora de hacer fotografías arquitectónicas, el fotógrafo opina que la edición no es tan relevante como puede serlo en retratos o instantáneas de moda. El uso del espacio a partir de reglas de proporción y las condiciones de clave alta influyen mucho más a la hora de tomar fotos con esa limpieza, dice.

darba_05

Espacios que pueden conseguirse tanto con cámaras profesionales como con tu smartphone.  “Uso muchísimo el móvil y no sólo para la fotografía más urgente o diaria, sino también para pequeñas producciones personales. Ya sabemos que en los últimos años herramientas como Instagram han cambiado el juego, desarrollándose en torno a ellas una generación de jóvenes creativos que le deben gran parte de su repercusión”, recalca Pablo.

Pese a que en un principio todas las referencias de Pablo venían de fuera -“por aquello de la idealización”-, sus colaboraciones con artistas y empresas nacionales han hecho mella en él, y ahora son los trabajos de gente local y las rutinas del día a día lo que más le motiva. Desde los días nublados de Madrid a LATIGO, pasando por autores como Othello Grey o revistas como Cereal Magazine.

darba_02

“Madrid está sacando a la luz cosas muy interesantes y es un buen momento para estar motivados y moverse, para mostrar al resto de qué somos capaces”, sentencia.

Pablo compagina su actividad fotográfica con la finalización de sus estudios en Ingeniería de Telecomunicaciones, que si todo va bien concluirán a finales de este año.

“Aun temiendo que me tomen por intruso o outsider del mundillo, para mi la fotografía es un hobby. Y no es por postureo, porque gracias a esta visión he podido avanzar a mi ritmo desde que empecé, siendo
selectivo y esperando al momento adecuado para dar cada paso. También soy consciente de que hablo
desde una posición privilegiada, ya que el desarrollarse en otra actividad completamente distinta como es una ingeniería da una red de seguridad bastante importante”.

Sigue todos los pasos de Pablo Alzaga en su Instagram o en su web oficial.

darba_04

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies