2016 ha sido un año desastroso por muchos motivos, la vergüenza del ser humano ha sobrepasado cualquier limite habido y por haber. Los memes han traspasado fronteras culturales, Donald Trump – un misógino, machista, retrogrado, con discurso calcado al ideado por Goebbels para el partido Nazi – se ha convertido en Presidente de los Estados Unidos, Gran Bretaña se pira de la UUEE, en Europa no vivimos tranquilos por culpa de una constante amenaza terrorista, España ha tardado 10 meses en elegir… al mismo presidente y bueno no sigo que me fusiláis en los comentarios.

via GIPHY

Aunque ha sido un año malo para algunas cosas, siempre nos quedaron las risas y los bailes. El dab lo petó y se fue en cuanto Hilarry Clinton le dio por hacerlo en el programa de Ellen, imagino que con la idea de “conectar con los más jóvenes”. 

via GIPHY

Toda España sintió la hostia que le dieron al #Caranchoa. El Trap en España oficialmente ha acabado por hundir al poco rap litronero que quedaba [gracias]. ¿Qué me dices de la cantidad de artistas que fallecieron este año? Bowie, Fisher, Michael (George – no Jackson, ni Jordan), el inventor de vaso rojo de plástico que vemos en las fiestas americanas, el inventor del kinder huevo, la carrera musical de Kase O. Un chinillo gracioso intentó imitar el éxito de Gangam Style con Apple Pen pero fracasó – no sin antes rascar un par de millones de visitas – John Oliver ha demostrado otra vez tener uno de los Talk Shows más críticos del panorama y Adele hice que el Carpool Karaoke sea el sketch del año.

A Kanye se le fue la olla diciendo que apoya a Trump, aunque su álbum nos gusta mucho, Drake se ha convertido en el artistas con más streams de Spotify y Messi estafó millones a Hacienda, para variar. Del manequin challenge, al bottle flip, todos participamos en estos trends chorra y sacamos tiempo para echar unas risas.

via GIPHY

Opino creo que la frase que resume mejor este 2016 repleto de cambios sociales es que los ricos siguen siendo más ricos y los pobres tenemos menos paciencia, no se si la ha dicho algún politólogo pero yo me la atribuyo de momento. Sólo esperemos que en 2017 hagamos que las cosas vayan mejor y no dejemos al azar el cambio que queremos en nuestras vidas. Disculpad si esta publicación no es sumamente crítica ni extensa, es sólo una pequeña reflexión personal.

¡Felíz 2017!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR