¿Es SZA la próxima diva del R&B?

2011. Solána Rowe, una joven de Missouri, asiste a una fiesta con su novio en la que canta un tal Kendrick Lamar, que por aquel entonces se encontraba promocionando “Section.80”. En la fiesta conoce al responsable de Top Dawg Entertainment (la discográfica del rapero), Terrence Henderson, quien tras escuchar su material prometió llamarle.

Y lo hizo. Semanas después, Solána Rowe era SZA y preparaba su primer álbum, “See.SZA.Run“. Tuvo éxito en audiencias muy especializadas, pero nada comparado con “S”, su segunda LP publicada un año más tarde; y sobre todo cuando en 2014 publicó el single “Child’s Play“.

 

Producida por XXYYXX, el single junto a Chance The Rapper llegó a todo el mundo…literalmente. También a los oídos de Rihanna, quien contó con ella en “Consideration”, tema introductorio de su último álbum, “ANTI”, y uno de los favoritos de la audiencia; y de la mismísima Beyoncé, que contó con ella en el proceso creativo de “Feelin’ Myself” junto a Nicki Minaj, canción escrita por SZA.

Ahora, SZA está ultimando los detalles del lanzamiento de su próximo álbum, “CRTL”, cuyo lanzamiento estaba previsto para marzo pero se retrasó, aunque no debería demorarse muchos días más.

Y, a juzgar por los dos primeros adelantos, puede que estemos ante uno de los trabajos del año. “Drew Barrymore” y sobre todo “Love Galore” junto a Travis Scott son piezas interesantísimas de un R&B muy de los 90’s en letras -relaciones pasadas, romances sin amor y conflictos de ego- pero actual en sonidos.


No es la diva al uso del género, claro. No tiene cuerpo de modelo, no viste como una estrella del pop y no hace coreografías imposibles mientras canta. Pero, al igual que Kehlani o Frank Ocean, transmite mucho en sus canciones. Y eso es hoy en día lo que los jóvenes buscan (buscamos) en un género tan melódico y personal como en el que se desenvuelve la artista.

SZA se enfrenta sin embargo al peor adversario de todos: ella misma. Lo tiene todo para triunfar, pero quizás nunca lo haga porque no es lo que quiere. En una entrevista a Complex, se reafirmó en sus intenciones de abandonar la música después de su próximo trabajo, algo que ya dejó caer en su cuenta de Twitter.

Resultado de imagen de sza

vía Saint Heron

“Probablemente haré algo distinto, visual, quizás películas”, adelantó. “Estoy muy frustrada y en cierto modo estoy ya harta. Tengo mucha ansiedad y están pasando muchas cosas en mi vida”.

“Mi vida se ha ido simplemente descomponiendo. He enterrado a tres exnovios, mi abuela murió, tuve un funeral hace dos días…estoy superada por el estado del mundo y del odio”, relata.

“No puedo refugiarme más en mi música”, concluye.

 

Realmente, SZA nunca quiso ser cantante. Nacida en St. Louis, SZA fue criada por sus padres (su padre era productor en CNN y su madre era ejecutiva en AT&T) en un barrio predominantemente blanco cerca del aeropuerto de Newark (Nueva York). De fé musulmana, se educó en colegios judíos donde solía ser la única muchacha negra.

Tenía una educación musulmana estricta, que le prohibía ver la televisión o escuchar la radio. Sus únicas interacciones con la música contemporánea fueron a través de amigos que escuchó a Wu-Tang Clan y a Lil Jon.

SZA llegó a estudiar Biología en la Universidad, pero entonces descubrió la marihuana y empezó a suspender…y finalmente a dejar la carrera.

Resultado de imagen de sza

vía i-D

Empezó a cantar por insistencia de sus amigos y, en 2011, se produjo esa conversación con Terrence Henderson que acabaría por lanzar su carrera musical.

SZA es música por accidente, y parece que no se siente cómoda en un posible rol de estrella. Sin embargo, insiste en que no tiene ningún problema con la industria y que todavía le encanta cantar y conectarse con los fans.

Sea lo que sea, antes de su retirada va a dejar un álbum que puede que acabe definiendo este año. Álbum cuya producción “es definitivamente el momento más importante de mi vida”.

Estaremos pendientes.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies