A todos nos ha entrado el gusanillo de picar algo durante esos largos viajes después volver de fiesta mientras vamos en Uber para casa. Uber está haciendo una nueva prueba piloto incluyendo máquinas expendedoras en sus coches con el fin de ofrecer un servicio extra a sus clientes. Esta nueva iniciativa surge gracias a la colaboración de Cargo, una nueva startup que promueve el concepto de “mini shops” o tiendas portátiles.

Cuando un conductor se registra como tal para Uber, puede elegir la opción de instalar este dispositivo portatil en su vehículo, en breves semanas este recibiría una caja con una selección variada de productos. Para el disfrute de los productos, los pasajeros podrán elegir entre varios métodos de pago, incluyendo el pago a través del teléfono móvil.

cargo-uber-vending-machine-02

De momento esta prueba piloto se hará exclusivamente en las ciudades de Nueva York, Chicago y Boston, a vistas de que se extienda al resto del mundo. Personalmente, ansío que esto llegue a España y pueda disfrutar de unas Lays mientras vuelvo a casa después de disfrutar de una buena noche de fiesta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies