De stripper a Nº1 en un año: la vida de Cardi B

“I don’t dance now, I make money moves” es una de las frases más pegadizas de “Bodak Yellow” de Cardi B, la canción Nº1 actualmente en EEUU. La rapera de origen dominicano hace referencia a su pasado reciente como stripper, y cómo ahora no le hace falta bailar para ganar dinero.

En menos de un año su vida ha cambiado por completo. Esta joven nacida en el Bronx va ahora a los desfiles de la NY Fashion Week con su novio, Offset de Migos, y recibe elogios de Beyoncé, Nicki Minaj o T.I.

Pero no todo ha sido fácil. Nacida y criada en el Bronx, Belcalis Almanzar -aka Cardi B- tuvo una adolescencia conflictiva. A los 16 años se unió a los Bloods, una de las bandas callejeras más peligrosas de Norteamérica.

 

Sin embargo, no dejó de estudiar y trabajar en empleos temporales. Uno de ellos, de cajera de un supermercado en Manhattan mientras estudiaba Historia y Francés. Ahí, su jefa le recomendó ser stripper poco antes de echarle.

Siguiendo su consejo, y motivada por una relación tóxica con violencia doméstica, Cardi B comenzó a bailar en bares de striptease.

“Me salvó de un montón de cosas. Cuando empecé a ser stripper, volví a la escuela”, afirma.

Además, conseguir dinero era para ella “la única forma de dejar ese piso” del sur del Bronx en el que vivía con su novio.

En el supermercado Amish de Manhattan hacía 250 dólares a la semana. En su primer turno en New York Dolls, se llevó más de 300.

Mientras tanto, le decía a sus padres que era babysitter de niños de familias muy ricas.

Cardi B -su nombre viene del Ron Bacardi y la “B”, depende del día- consiguió el dinero suficiente no solo para independizarse, sino también para operarse los pechos y glúteos.

Y siguió bailando. Su rol de stripper famosa en la ciudad le llevó a acumular varios miles de seguidores en Instagram -visitantes al strip club, vendedores de drogas, camareros, dueños de locales…- y rápidamente comenzó a subir selfies y vídeos casi a diario.

Cada vez más y más gente seguía sus pasos en la red. Cuando hace un par de años Bobby Shmurda reposteó uno de sus vídeos, Cardi B se convirtió en una asidua en páginas populares de Tumblr y Twitter.

Era este.

(Para saber más: la vida de Cardi B en The Fader)

Sus selfies subidas de tono y sus vídeos divertidos acumulaban cada vez más y más visitas en Instagram. Muchos se hicieron virales, convirtiendo a Cardi B en una de las “instagrammers” más populares de NYC.

En esas, empezó a rapear. Primero en algunos remixes y luego con “Cheap Ass Weave”, su versión de “Queen Speech 4” de Lady Leshurr, publicada en Worldstar Hip Hop.

Luego vinieron las dos mixtapes del proyecto Gangsta Bitch Music, que la llevaron a varios medios de referencia y a firmar un contrato con Atlantic Records.

Eso fue en febrero. Algunas empresas cosméticas, como MAC, elaboraron acciones conjuntas con ella.

Y el pasado junio salió el primer single a través de Atlantic, “Bodak Yellow”. Desde el primer momento, la recepción fue brutal. Complex la describió como un tema en el que “la producción, la rima, todo funciona bien. Suena tan segura de sí misma que es difícil no rapear cada palabra”.

The New York Times la nombró como “Canción de Rap del verano”, destacando que a diferencia de por ejemplo “Black Beatles” de Rae Sremmurd, su tema no ha necesitado un meme para dar la vuelta al mundo

Tuma Basa, responsable de la playlist RapCaviar de Spotify, incluyó el tema en la lista al ver la buenísima recepción que tenía en radios de Nueva York.

En pocas semanas, la canción llegó a las 75 millones de reproducciones en streaming…y de ahí, al Nº1 en Billboard.

Esa seguridad y naturalidad que desprende -algo muy difícil en celebridades de Instagram- ha hecho que su single se convierta en el himno de millones de chicas jóvenes que quieren sentirse empoderadas y libres.

El título hace referencia a Kodak Black, rapero al que Cardi B le coge su flow en “No Flockin'”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies