LACOSTE Spring / Summer 18 Fashion Show

El pasado miércoles, 27 de Septiembre del 2017, LACOSTE presentó su colección de desfile Primavera / Verano 2018 en los Jardines de las Tullerías dentro de la semana de la moda de Paris.

Después de 14 años desfilando en Nueva York, ¡la marca regresó a sus orígenes para celebrar su 85º aniversario!

Es un aniversario aclamado por la vuelta a París de Lacoste, después de 14 años en la pasarela de Nueva York. Toda una declaración de intenciones justo en el símbolo de la elegancia francesa.

El ADN creativo de su fundador, René Lacoste, ganador de la Copa Davis en 1927, se puede ver cristalizado en el estilo que caracteriza a Lacoste: comfort, chic, movimiento e innovación.

 

UNA HERENCIA ATEMPORAL

Es un armario urbano de inspiración deportiva, apto para todos los estilos de vida contemporáneos.Un estilo atemporal, visto a través de un ojo juguetón, para una nueva actitud tan radiante como fuera de lo común.

Es con este legado en mente que el director creativo Felipe Oliveira Baptista ha dado rienda suelta a su imaginación durante las últimas temporadas a personalidades relacionadas con las artes escénicas, dando lugar al nacimiento de colecciones cápsula de coleccionista.

Los últimos invitados hasta la fecha son los artistas y diseñadores franceses Mathias Augustyniak y Michael Amzalag de M/M (París).

 

COLABORACIONES AVANT-GARDE

El resultado es una colección lanzada en noviembre de 2017, así como algunos de los prints originales de la colección de verano 2018.

La toma del logo, que se repite sin fin: las 7 letras que forman palabra Lacoste, subrayando el cocodrilo más famoso del mundo.

En un estilo más libre pintado con acuarelas por Mathias Augustyniak, la mezcla de iconos -el cocodrilo, una pelota de tenis, el polo o las gafas-, conforman una versión moderna del print del fulard de alta costura.

Para celebrar la abundancia de la diversidad, Felipe Oliveira Baptista se inspira en el cine francés, una de sus primeras ventanas a través de las que se asomó a la cultura francesa.

La colección primavera-verano 2018, inspirada en dos películas antagónicas de mediados de los años 90, combina libremente los códigos de ‘La Haine’ de Mathieu Kassovitz con los normandos «burgueses» del ‘Conte d’été’ de Eric Rohmer.

 

UN ENFOQUE CINEMATOGRÁFICO

Desorden social indiscutible. Convivencia improbable. Ambos mundos chocan y se entrelazan, inventando así nuevas actitudes, desconstruyendo y retorciendo los clásicos, dando lugar a planteamientos de lo que hoy es formal o informal; sport o sportwear. La noción de juego comienza aquí: Felipe Oliveira Baptista ya no trata al patrimonio como un sacrosanto, sino que de forma humorística mezcla los códigos “burgueses” y deportivos adoptados por la calle.

Readquiere los colores icónicos: Navy 166, rojo 240, verde 132 Y blanco 001. Redescubre el azul niebla, el rosa Flaming y el amarillo Anthore, colores pastel clásicos de Lacoste en los años 80.

UNA ALEGRE MEZCLA DE CÓDIGOS

Estampa el cocodrilo en la hebilla de un mocasín, o lo impone sobre los botones de oro de una rebeca de punto, un blazer de lana o una sudadera.

Tiene una nueva interpretación del icónico blazer para hombres y mujeres, una de las favoritas de René Lacoste, y reimagina los pantalones de cintura alta de la década de 1930.

Transforma unos náuticos en zapatos de tacón medio, adorna un bolso con una cadena dorada, o bien reedita una sneaker de los años noventa.

Los windbreakers de nylon y ante se han actualizado con materiales nobles y técnicos y los jerseys de ochos se combinan com chándales de cashmere.

Los windbreakers, los chaquetones o el chándal tracksuit XXL de colores vivos; piezas que evocan la juventud de los años 90, se vuelven a lanzar como versión de alta tecnología de sí mismos: los materiales respiran mientras los tejidos son termoadhesivos.

El sello de calidad de Felipe Oliveira Baptista queda patente en una vestimenta inteligente que a su vez es modular, como la camisa o el cardigan injertado en un polo o una camiseta, cuyas mangas están atadas, elegantemente, a través de los hombros.

La belleza de los cortes brinda una nueva libertad para las piezas de ropa deportiva hechas de nylon de malla ajustable.

Se deslizan sobre cuerpos cincelados y bronceados, desnudándolos, revelando un hombro aquí, una pierna atlética allá, como si emergieran de una crisálida.mLa versión de Lacoste sobre aquello que es sexy toma inspiración del deporte.

Una sensualidad completamente natural, vacía de agresividad y alejada de los clichés; un cuerpo libre en movimiento. Los cuellos descubiertos se enfatizan con tops de volantes inspirados en Isabelle Adjani en la película ‘L’Été meurtrier’. En el centro de todo, el polo blanco, la obra maestra creada hace ‘solo’ 85 años, tiene su segundo impulso lejos de las pistas de tenis, prestándose a nuevas propuestas audaces. Para hombre, se usa oversize sobre pantalones vaqueros o sobre patrones más clásicos. Para mujer, se envuelve alrededor del cuerpo, se desliza fuera del hombro o se convierte en un vestido de noche.

UN POLO ETERNAMENTE JOVEN

Una colección que reescribe con humor e inventiva la herencia de la casa, ni santificándola ni congelándola, sino todo lo contrario: manteniéndola en constante movimiento.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies