Ir a Miami cuando en tu país de residencia están a 10 grados con mal tiempo mientras tú te tiras el día en bermudas paseando es un punto, no lo negaré. Pasar los días sin más preocupación que tener que desarrollar el plan a lo largo del día también lo es. Y precisamente eso es lo que he estado haciendo las pasadas dos semanas. Larga vida al carpe diem. Aunque el rollo de vivir sin preocuparte por el mañana se acaba cuando te cascan un mínimo de 6 a 14 dólares por un tercio de cerveza, pero de eso ya hablaremos luego.

En esta pequeña guía nos centraremos en cosas que debéis hacer, dónde podéis quedaros y garitos en los que debería ser obligatorio al menos pasarse a tomar un tentempié.

 

CÓMO LLEGAR – Air France

A día de hoy, todos sabemos usar un buscador de vuelos. En nuestro caso llegamos vía Skyscanner. Nuestra opción con mejor relación calidad/precio fue Air France, basándonos en la hora de salida, las horas de escala, el modelo del avión y el precio.

Saliendo de Málaga y con escala en París, llegamos a Miami sobre las 17:00 hora local y a la vuelta estábamos en Málaga a las 15:30. Respecto al vuelo largo, podemos decir que el A380 es un avión enorme y con una comodidad aceptable en clase turista. La atención es correcta y la comida fue sorprendentemente buena. Los vuelos de Málaga a París fueron operados por Air Europa, una versión de Ryanair maquillada pero que, para viajes cortos, no está tan mal.

DÓNDE IR – Wynwood

Wynwood es el vivo ejemplo de lo que representa la gentrificación a marchas forzadas, pero permite ver el proceso a medias. No es como ir al Soho neoyorquino, al de Londres o a los barrios hipster de Berlín.

Aquí colindan “juicebars” de zumos a 12 dólares con casas en las que se sigue viendo el vestigio de un barrio que ha sufrido el narcotráfico de cerca. No obstante dispone de murales pintados por artistas de referencia entre los que destacan Okuda, Cryptico o Vhils.

  • Pros: Estás en un “barrio” en el que abundan las tiendas pop-up, las galerías y los garitos con encanto.
  • Contras: El sabor agridulce de saber que colaboras con un proyecto urbanístico ideado por los Goldman en los que pocos ganan y la mayoría pierde.

Coyo-Taco Wynwood-Miami Ron-English-Wynwood

 

PD: Sobre la misma avenida principal de Wynwood, podéis encontrar un local espectacular llamado Coyo Taco. Venden tacos y también cócteles. Aprovechad para tomaros un margarita de naranja sanguínea, que se compone de tequila blanco, Triple Seco, zumo de naranja fresco, limonada, sirope de agave y Red Bull edición naranja.

DÓNDE NO IR – Miami Gardens, Opa Loka y Overtown

Estos tres lugares son tres de los lugares a evitar si no te quieres ver en un escenario propio de los callejones más chungos del Vice City.

El caso de Overtown es especialmente paradójico, ya que colinda con Downtown por el sur y con Wynwood en el norte, ambas zonas turísticas y aparentemente adineradas. Obviamente no todas las calles son peligrosas, ni te van a robar por el simple hecho de ir pero el ambiente en general, es tenso para los que no estamos acostumbrados a las pandillas, la drogodependencia y la indigencia en masa.

 

DÓNDE HACER COMPRAS – Sawgrass Mills y Ross Dress for Less 

A unos 45 minutos de Miami Beach se encuentra el cuarto centro comercial outlet más grande del mundo. Con unos 221,472 metros cuadrados y más de 300 establecimientos dedicados a la gastronomía, al ocio, pero sobre todo a las compras.

El Sawgrass Mills dispone de marcas muy interesantes a precios casi ridículos y de una aceptable oferta gastronómica. Ojo, ármate de paciencia y calzado cómodo, nosotros caminamos unos 10 kilómetros en menos de 6 horas y no llegamos a explorarlo en profundidad.

Para hablar de Ross Dress for Less, hay que lavarse la boca antes. Para que os hagáis una idea, es una versión americana del Oportunidades de El Corte Inglés, solo que más desordenado y más barato aún. Salta a la vista que venden algunas prendas de temporadas pasadas y con pequeños desperfectos, pero con algo de paciencia se encuentran auténticos chollos. Marcas como Ralph Lauren, Tommy Hilfinger, Calvin Klein o Michael Kors. Por poner un ejemplo, se dan de hostias por ver quién vende más pijamas, camisetas y complementos a precios de H&M en periodo de rebajas.

 

DÓNDE DORMIR – Room Mate Lord Balfour

Ojo, dormir en un hotel en Miami Beach no es barato, al menos no lo fue en nuestro caso. Pero el hotel cumplió con todo lo mínimo exigido. Situado en Ocean Drive 350 con la calle 4ª, contamos con una habitación amplia, situada en la tercera planta, con mucha luz y una plantilla de lo más competente.

Cabe destacar que, aunque no lo uses, puedes pagar un plus por una tumbona y toalla en la playa, situada a menos de 50 metros en linea recta. Sobre la localización del Room Mate Lord Balfour podemos decir más bien poco, inmejorable.

 

CÓMO MOVERSE POR MIAMI

En Miami hay obviamente transporte publico, aunque Miami Beach consta de lineas de autobús y el shuttle (un p*to lujazo de pequeño autobús gratuito con los chóferes más simpáticos que he tenido el placer de conocer). Pero, si queréis ir como auténticos reyes, lo que realmente recomendamos desde Darba Culture es alquilar un coche.

En este caso solo podemos recomendar a la empresa Sixt. Pillando el coche desde la app española o la web, sale a un precio imbatible y disponen de una flota envidiable. Cochazos del 2016/17 y con el litro de gasolina a 0,55€. Para que os hagáis una idea, alquilamos dos Mercedes C300, uno de ellos descapotable, a tope de extras los dos por unos aproximadamente 35€/día. Un coche de mínimo 42.000€, not bad. Por ese precio no alquilas ni un Polo en el Sixt de Málaga.

Coche-Miami-Sixt Coche-Miami-Sixt Miami-Beach-Shuttle

 

DÓNDE COMER EN SOUTH BEACH

No nos dio tiempo a explorar en profundidad la gastronomía miamense, pero sí que comimos o tomamos algo en unos cuantos sitios dignos de mencionar:

· Taquiza – Situado en la 1506 Collins Ave, Miami Beach, encontramos Taquiza, un garito al aire abierto que cuenta con una escueta carta repleta de delicatessen. Probamos todos los tacos, que se montan sobre una tortilla de maíz morado, pero nos quedamos con el de chorizo, barbacoa y rajas. Ojo con el taco de rajas. Siendo una de las dos opciones vegetarianas, es diría yo, el pimiento poblano más picante que he probado, eso sí, muy sabroso.

Particularmente, tampoco recomiendo el taco de chapulines, vamos lo que vienen siendo saltamontes. A pesar de no tener un sabor desagradable, sí que son algo molestos de masticar, puesto que la “cascara” pinchaba, o lo mismo eran las patas, who knows. Todo esto lo podéis acompañar de refrescos comunes o un jarrito, una serie de refrescos mejicanos estupendos, al igual que el guacamole que acompaña los tacos.

Taquiza-Miami Taquiza-Miami Taquiza-Miami Taquiza-Miami Taquiza-Miami

 

· 11th Street Diner – Este peculiar diner se encuentra en pleno corazón del distrito Art Deco de Miami Beach frente a una comisaría de policía, para ser exactos en 1065 Washington Ave. Fuimos en más de una ocasión y siempre cumplió con todas las expectativas.

Aunque hay algo que es importante especificar. Los desayunos son contundentes. O se viene temprano u olvídate de almorzar a una hora normal, pero dispones luego de una gran variedad de variantes del desayuno en sí. Recomendamos altamente el Diner S & E, por 8,50$ dispones de un señor plato con todo lo necesario para empezar el día y el sandwich cubano. Por si queréis ver el menú, lo tenéis aquí.

11th-Street-Diner 11th-Street-Diner

 

· Hooters Bayside – Todos o casi todos sabemos lo que es un Hooters. Por si no, es ese bar de deportes con un 75% de clientela masculina, en el que las camareras suelen ser muy monas y tener unas tetazas mucho pecho ya que va de la mano con las propinas que reciben.

Resumiendo, los miércoles tienen una oferta en la que las alitas de pollo deshuesadas están al dos por uno, o sea 7,99$, además vienen acompañadas de sus patatas fritas. En nuestro caso pedimos las alitas con Hot Chipotle BBQ y Honey Thai Chili Pepper y las patatas venían acompañadas de una deliciosa salsa ranchera.

No hay mucho que añadir sobre esta experiencia, pero sí que es recomendable si quieres disfrutar de unas ricas alitas en un ambiente deportivo. Cabe destacar que curiosamente venden cerveza Alhambra y que se encuentran en la segunda planta de Bayside, en la primera, encontrareis otro restaurante destacable, Bubba Gump Shrimp. Aunque a nuestro parecer es un sacacuartos, lo mismo os hace gracia comprar algo de merch de la peli Forest Gump.

 

Hooters-Bayside Hooters-Bayside Hooters-Bayside Bayside-Marketplace-Miami

 

 

· Fast Food:

– Wendy´s – Esta famosa cadena de comida rápida americana ha entrado de lleno en mi corazón. Puede ser el ambiente, su amable personal o su increíble refresco particular “Dave´s Cherry Cream Soda”, pero la verdad es que me fui con un sabor de boca amargo al saber que en España no habrá nada parecido a este simpático restaurante de comida rápida.

– Taco Bell – Salvando las distancias, tienen lo mismo que cualquier Taco Bell, pero en las pequeñas diferencias radica su calidad. El taco “Doritos Locos Tacos” es una delicia y se puede comer en cualquier momento del día. Dado que los Taco Bell suelen estar cerca de alguna autovía o carreteras, recomendamos este como uno de los TOP 5 tentempiés cuando se está viajando por vía rodada.

– Five Guys – Este puede que os suene algo más por dos factores: Hay 3 en Madrid con la intención de expandirse más por el territorio español y, además, es el restaurante de comida rápida preferido del Ex Presidente Barack Obama. Más allá de estos detalles, siempre sorprende que tengan todo el restaurante lleno de sacos de cacahuetes (si vais sabréis el porqué) y su espectacular batido de crema de cacahuete con bacon. La bolsa pequeña de patatas fritas, cortadas a mano y con restos de piel, es del tamaño de la bolsa grande del McDonalds en España y sus hamburguesas están realmente buenas ya que, por lo visto, se fríen de una forma distinta a todas las demás hamburgueserías.

· Restaurante cubano Puerto Sagua
Hartos de tanto fast food, nos iba apeteciendo “comida comida” y dimos en toda la tecla al acudir a este entrañable restaurante. Si lo buscáis en Tripadvisor o veis las puntuaciones de Google, todas coinciden: Buena comida sin lujos y a buen precio. Situado en 700 Collins Ave, os atenderán como si os conocieran de toda la vida.

La comida está buena, especialmente me gustó un “jugo” de mango fresco y los plátanos tostones. No pudimos comernos todo y aún menos el postre.

 


Cosas que debéis saber antes de ir a Miami

· En EEUU  los impuestos no vienen detallados en los precios, te los añaden a posteriori. En Florida pueden ser del 6 al 9 por ciento.
· La propina es obligatoria en los lugares cara al público tipo restaurantes y te la suelen indicar en la cuenta: 10% = no me ha gustado la atención < 15% = not bad < 20% o más = Gracias por tratarme como un semidios.
· Es costumbre ponerte un vaso/jarra de agua del grifo antes de pedirte la bebida y es gratis. Ya podríamos aprender de esto.
· El parking en la zona de Miami Beach / South Beach viene a costar 4$/Hora en parquimetro, por lo que recomendamos el Miami Beach Public Parkink (Frente a Puerto Sagua, el restaurante cubano) en , donde solo pagarás 1$/Hora o 20$/Día.
· Es más barato comprar un refresco que agua y todo, absolutamente todo, se puede pedir en versión frozen.
· CVS, 7-Eleven y Walgreens son tus mejores aliados si quieres comprar algo rápido, pero no para compras de más de 15$, son una versión cara de los supers de gasolinera. (El Slurpee de 7-Eleven de mango-chilli es una maldita locura)
· Si dejas pulsado el botón de los semáforos, te indicará dónde estás.
· Está prohibido beber alcohol en la vía pública siempre y cuando sea visible, envuelve tu cerveza o lo que sea en una hoja de papel de periódico o una bolsa y se acabó el problema. (Está prohibido estar borracho en la calle así que ten cuidado).
· Puede caer la del pulpo lloviendo en un momento y es posible que llueva donde estés y a 150 metros no. Luego puede dejar de llover en menos de 15 minutos y en 1 hora no verse que ha llovido.
· Tienes que enseñar el DNI para poder comprar lotería.
· No os ralléis si no habláis inglés, en Miami el 90% habla español y el otro 10% lo chapurrea.
· Conducir es un placer en lo que hemos conocido de Florida. El galón de gasolina estaba a 2,45$ aka el litro gasolina. Así normal que tengan esas rancheras que comen 15 litros por todas partes.
· Uber funciona muy bien y suele haber muchos cerca. No tuvimos ninguna espera de más de 5 minutos.
· La gente es muy educada, es común saludar y despedirte de alguien con quien interactúas, ya sea un dependiente o el chófer del autobús.

 

 

Por si aún os habéis quedado con alguna que otra duda, contáis con el support de la oficina de VisitFlorida, donde podréis profundizar la búsqueda de información. Recordad que contamos también con otras guías, siguiendo este enlace.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies